Saca partido al “sex appeal” de tu empresa: Marketing de Contenidos

Saca partido al “sex appeal” de tu empresa: Marketing de Contenidos

Por @MaiteAcinas

Hacer atractiva tu empresa a ojos de tus potenciales clientes es uno de los objetivos básicos que deberá incluir tu estrategia de marketing.

Pero… ¿cuáles son las armas de una compañía para destapar su atractivo?, ¿cómo conquistar a mis clientes, “enamorarlos” y hacer que se queden conmigo el máximo tiempo posible?. Al igual que una mujer recurre a un buen perfume, el maquillaje o unos tacones, las compañías tienen una poderosa herramienta para captar la atención de su target: el marketing de contenidos o “branded content”.

¿Qué es el Marketing de Contenidos?

En palabras del profesor de Inesdi Román García (@eroman) podemos definir el marketing de contenidos como “el arte de crear y distribuir contenidos de valor, combinado con la ciencia de medir su impacto, para la generación de leads y adquisición de clientes”.

Es decir, este tipo de marketing consiste esencialmente en diseñar contenidos de utilidad para nuestros clientes, consiguiendo así captar su atención e interés por nuestra marca. Es preferible recurrir a la originalidad, crear contenidos claros, directos, que nos perfilen como expertos en nuestra área de negocio. Debemos ser honestos en nuestras comunicaciones, mostrarnos transparentes y cercanos para ser capaces de generar engagement con nuestros clientes (o con los potenciales consumidores). Por todo esto, usualmente,  los “gurús” y expertos en marketing y social media afirmar aquello de “el contenido es el rey”.

¿Para qué sirve el marketing de contenidos?

Podemos incluir en nuestra estrategia de marketing la generación de contenidos con diferentes fines:

Ser reconocidos como expertos.

Interactuar con nuestros clientes, fidelizarlos y mantenernos en su “top of mind”.

Captar nuevos clientes.

-Aumentar el alcance del social media.

El marketing de contenidos es un gran apoyo a la hora de atraer clientes potenciales, ayuda a convertirlos en clientes reales y a fidelizarlos después. Sin embargo, no es una estrategia que ofrezca resultados a corto y medio plazo. Hay que ser paciente, generar confianza y credibilidad en la marca, posicionándonos como autoridad en nuestra área de conocimiento.

Este tipo de marketing te ayudará a alcanzar más visibilidad, promocionar tus productos o servicios y a interactuar con tu público objetivo.

Múltiples formatos y canales

Los contenidos pueden adoptar múltiples formatos (post en un blog, vídeos, imágenes, presentaciones, publireportajes…). No es necesario trabajar todos los canales para llegar a la audiencia deseada, sino aquellos en los que tu cliente potencial está. En este contexto, las redes sociales se erigen como canales realmente efectivos. Analiza y estudia dónde están tus clientes y ten presencia activa en ese punto de encuentro entre sus intereses y tu oferta. Muéstrales quién eres y qué haces, apórtales algo que te diferencie y que les resulte práctico y útil.

La importancia del Valor Añadido

Hacer marketing de contenidos no significa informar sobre las cualidades o beneficios de tu marca, sino aportar valor añadido. Debemos situar en el centro de la estrategia a nuestro target, tratar de entender sus necesidades y descubrir qué tipo de contenidos le aportan valor real.

Marketing de Contenidos como parte de la estrategia de “branding”

El marketing de contenidos es una excelente herramienta para trabajar la marca personal, y como tal, debe incluirse en la estrategia de “branding”. Antes de iniciar cualquier acción de este tipo debe estar previamente diseñada, vinculada a unos objetivos concretos. Crear una percepción sobre tu marca (a través de la asociación de tu nombre a ciertos conceptos) es relativamente sencillo. Define qué valores quieres vincular a tu nombre y construye contenidos ligados a esas ideas.

No olvides que el mejor contenido es el que deja con ganas de más. Apuesta por la originalidad, lo novedoso y lo llamativo, por todo aquello que invite a ser compartido.

Definiendo la personalidad de la empresa

No debemos mostrar una actitud comercial, las ventas llegarán después. Es importante mantener una personalidad de marca coherente durante toda la estrategia de contenidos, no olvides en ningún momento a quién diriges tus acciones comunicativas. Resulta útil crear una guía de estilo en la que se detallen tus objetivos y audiencia, con un repertorio de palabras clave y otro de palabras conflictivas, en definitiva, dotar de personalidad a tu nombre.

Claves de un buen contenido

  1. Encontrable: títulos representativos, keywords, enlaces,…
  2. Legible y “ojeable”: escrito en bloques, con guiones, listas…
  3. Comprensible: cada contenido en su contexto, para su público, para su red social.
  4. Accionable: que permita comentarios, feedback, que invite a la acción.
  5. Compartible: fácil de compartir.

¿Funciona mi estrategia de contenidos?

¿Cómo podemos comprobar que nuestra estrategia de contenidos está funcionando correctamente?, un buen síntoma es percatarnos de que nuestro target comienza a asociarnos con unos valores y conceptos de los que hablamos en nuestros contenidos (y que son precisamente los que nos diferencian de la competencia).

El incremento de los niveles de interacción y engagement con nuestro target también es una señal de que estamos siendo efectivos.

Para acabar os invito a reflexionar sobre cómo fidelizar a un cliente de la mano de Philip Kotler;

“La mejor manera de retener a los clientes es pensar todo el tiempo en cómo darles más por menos”.

INESDI – Blog

Sin Comentarios

Deja tu comentario